lunes, 27 de octubre de 2008

Doctrina Colorada

HUMANISMO, NACIONALISMO, DEMOCRACIA, TRADICIONALISMO, PROGRESISMO E IDEALISMO ETICO.
a) HUMANISMO: Es una posición filosófica que reconoce al hombre su condición de ser valioso, refirma su dignidad y proclama su rango ontológico, correlativamente a lo cual le asigna DERECHOS sin requerir o subordinar a otra condición accesoria. El ser humano es una persona; no una cosa ni tan sólo individuo. La cosa es el ser sin unidad; el ser dotado de vida es el INDIVIDUO. El hombre es individuo, pero al propio tiempo es PERSONA; un ser espiritual, "un creador de valores". El hombre como persona forja la cultura; la vive y la renueva con su aliento creador. El humanismo es aspiración a la perfección del hombre, aspira a la humanización del hombre.
b) NACIONALISMO: El nacionalismo colorado es una posición que considera al nacional, esto es, al paraguayo, como sustancia capaz de evolucionar y perfeccionarse librada a su propia dinámica creadora. Le asigna el papel eminente de protagonista de la Historia y de la Cultura, y considera que la función estatal debe proyectarse de manera a crear las condiciones para que la Nación se defina a sí misma en sus obras y en su destino, respetando su autenticidad, su carácter y singularidad. Defiende y estimula los valores culturales originados en el propio medio y los considera capaces de adquirir su elevación a rangos de sentido universal. Alienta la incorporación de valores culturales universales, fórmulas y técnicas foráneas, en función del hombre paraguayo y de su medio, en la medida en que puedan ser adaptados y asimilados, sin desmedro de su originalidad y de su espontaneidad creadora. El Nacionalismo colorado tiene fe en las virtudes de la raza, en su destino mejor y en todo factor capaz de revelar el genio del nativo.
c) DEMOCRACIA: Es una fórmula de convivencia política que considera que la soberanía reside en el pueblo, la ciudadanía, el cual gobierna por medio de sus representantes libremente elegidos. La Democracia colorada aspira a que este sistema de gobierno sea fiel expresión de la realidad nacional y no sistema que comprima o asfixie al pueblo paraguayo en su aspiración por forjarse un propio destino y una incanjeable personalidad histórica. Defiende la libertad del hombre y sus derechos a una vida plena, sin otras limitaciones que las fundadas en la felicidad o interés colectivo; y la igualdad como una conquista práctica y real y no como mera enunciación teórica.
d) TRADICIONALISMO: Se define la tradición como un proceso social por el cual se transmiten de generación en generación, los elementos del patrimonio cultural de los pueblos. El tradicionalismo es un conjunto de ideas y sentimientos que se expresan en el respeto a las aportaciones del pasado de la Nación, en todo lo que ellas mantengan actualidad y vigencia, en lo que no se opongan a las conquistas alcanzadas por el progreso. La tradición contribuye a mantener la fisonomía espiritual de los pueblos como un nexo de unidad y solidaridad entre el presente y el pasado y como factor de continuidad histórica de la entidad nacional. El tradicionalismo no es regresión ni estancamiento sino respeto al pasado y reconocimiento al papel formador que corresponde a los legados de las generaciones que nos precedieron. El tradicionalismo colorado es una actitud a la vez racional y sentimental; acepta y reverencia las prácticas e ideas que juzga dignas de ser respetadas y conservadas, implica simpatía en los factores integrativos de la esencia del espíritu social aposentados en cada paraguayo fiel a lo que han sido sus mayores. Por el contrario, los hechos irrelevantes son desechados y considerados como magnitudes residuales. El tradicionalismo colorado se funda en la valoración de los elementos POSITIVOS Y VIGENTES trasmitidos de generación en generación, que sostienen la PERSONALIDAD histórica y auténtica de nuestra realidad nacional. "El hombre necesita apoyarse, para resolver muchos problemas, en lo que recibe ya hecho de los demás y del pasado", (Recasens Siches).
e) PROGRESISMO: En general el progresismo es la doctrina que considera al hombre y a la sociedad como susceptibles de progresar, es decir, capaces de desplazarse hacia metas ideales a que apuntan sus diversos intereses. El hombre progresa cuando va mejorando y perfeccionando su personalidad, con los elementos nobles de su naturaleza y por la inhibición de los impulsos antisociales, egoístas y regresivos. La Sociedad política progresa cuando promueve el bien común, perfecciona las instituciones y fortifica los lazos de solidaridad entre sus miembros. La Civilización marca la tensión progresista en el sentido del dominio del medio físico por el hombre; la cultura expresa el dominio del hombre por el espíritu.El Coloradismo, como concepción del hombre y de la Sociedad, es decir, como filosofía, es progresista, sin desmedro de su estimación de los valores tradicionales de la estirpe. Considera a la tradición y al progreso como dos constantes históricas que marcan el rumbo de su devenir. Dentro de esta concepción, ambos valores no se contraponen ni interfieren. La tradición es el sedimento del pasado, la presencia actuante de lo pretérito no fenecido; el progreso es la incitación de lo nuevo, el apoyo de factores que mueven la voluntad social hacia realizaciones cada vez mejores en los planos de la civilización y de la cultura. La tradición es acumulación de experiencias; el progreso es optimista visión de porvenir. La tradición es la conciencia de lo que fuimos y somos; el progreso es la conciencia de lo que llegaremos a ser.
f) IDEALISMO ETICO: El Coloradismo considera a la Etica indisolublemente unida a la Política, pues ambas disciplinas abarcan MODOS DE CONDUCTA individuales y sociales. Desecha, pues, de manera absoluta, el AMORALISMO POLÍTICO y su cínico corolario de que "el fin justifica los medios". El idealismo es tendencia hacia lo mejor, es decir, hacia lo ideal, hacia lo que debe ser. Es un impulso perfeccionista que lanza al hombre y a las sociedades a la conquista de mejores condiciones de existencia en los planos espirituales y materiales de la vida. Se es idealista cuando se lucha por el mejoramiento integral del hombre y de su medio físico y social; cuando se percibe un orden mejor y se afana en conquistarlo a base de la tensión y del esfuerzo. El idealismo colorado no es ensoñación mística o veleidad romántica; es efectiva movilización de la potencia creadora del hombre para objetivos lúcidamente percibidos y que señalan un orden ideal, mejor o deseable.
Fuente: Extracto del “Bosquejo de la doctrina del Partido Colorado”, de Bacón Duarte Prado, en Homenaje al 1er. Centenario de la ANR 1887-1987. Págs. 29 al 34. (Biblioteca Bernardino Caballero del Ex Diario Patria).

1 comentario:

Rafael dijo...

No olvidemos que el Partido Colorado o Asociacion Nacional Republicana es una nucleación de hombres libres que busca promover el bienestar del pueblo paraguayo sobre la base de la igualdad, la justicia y la soberanía popular, manifestada en la forma republicana, democrática y representativa de gobierno.

El Partido considera la personalidad humana como un valor substantivo y reconoce al individuo todas las libertades compatibles con la libertad ajena y la felicidad colectiva. Debe incorporarse a la Constitución el derecho de todo individuo a tener trabajo, asistencia social y bienestar económico.

El Partido considera que el Estado, servidor del hombre libre interviene; en la vida social y económica de la Nación para evitar el abuso del interés privado y promover el bienestar general, sin infligir injusticia a los particulares.

El Partido se declara contrario a toda dictadura de individuos o de grupos y considera que la democracia en la cual se asegura al pueblo una participación creciente en los beneficios de la riqueza y la cultura, garantiza la evolución hacia una sociedad igualitaria, sin privilegios ni clases explotadas.

El Partido considera que la solidaridad internacional es una necesidad del mundo contemporáneo, y que el país debe sumar sus esfuerzos al de todas las naciones amantes de la paz para remover las causas de rivalidad internacional y perfeccionar la Organización de las Naciones Unidas como instrumento de cooperación pacífica y seguridad colectiva. En este orden, el Partido propugna especialmente el afianzamiento de la política de amplia cooperación interamericana